Concejal Colazo preocupada por el transporte público, las promesas de las nuevas unidades aún no llegan

Maria Laura colazo

Río Grande.-  La concejal Colazo afirmó que “faltaron certezas con lo que tiene que ver con la efectiva prestación del servicio de la empresa Angus Catering porque aún no hay fecha cierta para que nos digan cuando van a estar las veinte unidades con las cuales se comprometieron, más las dos de reserva, se habló del mes de mayo que iban a llegar algunas unidades, pero no tenemos todavía una fecha cierta”.
Puntualizó que  “nosotros vemos esta situación con mucha preocupación, se lo plantee al secretario Runin, al subsecretario Facio, dado que lo que realmente nos preocupa es la gente, donde hoy está viajando en unidades viejas del año 2009, las cuales algunas de ellas tienen agujeros en el piso de acuerdo a fotos que me mandan los vecinos, el lunes me mandaron un video de un colectivo que iba a la Misión, y de donde salía humo,  entonces el problema es el ahora, a los vecinos se les vendió una ilusión, donde en el mes de diciembre se le dijo que Río Grande iba a tener veintidós unidades nuevas, y esto no es cierto, hoy las unidades no están y los vecinos están sufriendo las consecuencias de esta falsa expectativa que vino a vender Angus Catering para llevarse un contrato que es millonario, con un subsidio de 135 mil pesos por unidad a partir de la llegada de las unidades nuevas”.
Especificó que durante la reunión los “funcionarios municipales señalaron que iban a llegar ocho unidades nuevas en el mes de mayo, pero no quedó claro cuando iban a llegar el resto de las unidades, una ciudad con más de cien mil personas aproximadamente, donde cada día crece más el número de población por la crisis económica en la que vivimos de usuarios del transporte público, no tienen la respuesta y acá estamos hablando de  niños y niñas que tienen que ir al colegio, estamos hablando de las empleadas domésticas, que son miles en Río Grande, que no pueden perder su trabajo, pero que tampoco pueden cumplir con el horario, por lo cual estamos hablando de la calidad de vida de la gente, y me parece que se toma este tema con una ligereza total”.
La edil lamentó la “ausencia de la empresa Angus Catering en la reunión, pero la verdad que está pasando lo mismo que pasó con Montecristo, con Línea 7, con Taikre, que nos era muy difícil convocar a las empresas al Concejo Deliberante”, dijo, al tiempo que “recordó que hace seis años que soy concejal y la verdad que el problema del transporte público no se ha resuelto, el intendente hizo un mea culpa en la apertura de sesiones de este año, pero el problema que el mea culpa se repite año tras año, pero no se da la solución, entonces lo que nosotros esperamos es que de una vez por todas se solucione este servicio, se pueda tener una mirada integral respecto a la movilidad”.
Al respecto mantuvo que “no solamente hablar aisladamente del transporte público, sino también hablar del estacionamiento medido en conjunto, de la protección a los peatones, a los ciclistas, de taxis, de remises, creo que acá se está atacando de manera separada un problema que nosotros entendemos que se tiene que abarcar de forma integral, dado que nosotros también estamos hablando de estacionamiento medido, pero el mismo se soluciona con un buen transporte público de pasajeros, entonces lo importante es poder ver esto desde una perspectiva más amplia y entender a la movilidad como un plan integral para Río Grande, no de forma aislada como se lo está viendo”, precisó.
En relación a las unidades con las cuales comenzará a funcionar la nueva línea de transporte, Colazo dijo que “lamentablemente van a continuar las unidades actuales hasta que lleguen las unidades nuevas”, dijo, al tiempo que remarcó que si “bien la explicación de la transición quedó clara,  pero si una empresa de catering como es Angus viene a decir que está trabajando en red con las empresas CONIFERAL S.A.C.I.F. y Celentano, entonces nosotros decimos que si esta empresa se sintió preparada para asumir en el mes de diciembre, a pesar de no haber participado en ninguna de las dos licitaciones, dado que Angus Catering aparece con contratación directa y subsidios extraordinarios, y no aparece a presentarse en una licitación pública como lo establece la Carta Orgánica, para lo cual no tuvimos respuesta de parte del Municipio”.
Por tal motivo mantuvo que si el “Municipio quería que este proceso sea transparente, tendría que haber llamado a una nueva licitación, tal vez mandar de nuevo el pliego al Concejo, y ofrecer el mismo subsidio de 135 mil pesos por unidad, y nosotros estábamos seguros de que muchísimas empresas se iban a postular, pero esta decisión no la tuvo el Ejecutivo, por eso criticamos nosotros la falta de transparencia”.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora