Diputado Gastón Roma compartió con médicos en Haití

gaston

Río Grande.- Este domingo el diputado nacional por Tierra del Fuego Gastón Roma visitó al personal argentino destacado en Haití que trabajan en asistencia humanitaria.
“Ayer tuve el honor de poder compartir el día con todo el personal del Hospital Militar Reubicable en Haití. Es notable la tarea que llevan a cabo día a día en este país, y la entrega con la que la realizan”, dijo el parlamentario.
En este sentido entendió que “sin dudas, son personas que dejan el nombre de nuestro querido país bien en alto”.
El Hospital reubicable de la Fuerza Aérea Argentina está formado por un conjunto de once contenedores interconectados que arman un complejo sistema de atención médica capaz de ser trasladado por todo el mundo así como de sobrellevar duros temblores, como quedó demostrado al permanecer operativo luego del terremoto de enero de 2010 en Haití, y soportar temperaturas desde 15° bajo cero hasta 40° grados gracias a su aislamiento. Es uno de los tres centros de salud en su tipo en todo el mundo.
Los contenedores forman dos salas de internación capaz de albergar veinte camas cada una, tiene dos quirófanos que en caso necesario pueden extenderse a otras salas ya que hay dos de ellas que pueden ser configurados de acuerdo a la necesidad. También cuenta con una sala de emergencias, una unidad de terapia intensiva, 50 camas para internación y un consultorio odontológico, un laboratorio, cocina y baños y está prevista la posibilidad de ampliar algunas áreas con carpas en caso de ser necesario. Hay asimismo una cámara de refrigeración para guardar comida que en ocasión del terremoto funcionó como morgue.
El hospital móvil fue utilizado en misiones humanitarias en Kosovo y en Mozambique y cuanto estaba por ser enviado a Afganistán se produjo en septiembre de 2004 el huracán Jeanne por lo cual se lo trasladó como ayuda humanitaria a Haití para atender a las víctimas del mismo y permaneció desde entonces en el lugar. El hospital, que se mantiene abierto las 24 horas, cuenta con generadores que le permiten disponer de electricidad todo el día, maquinaria para potabilizar el agua, al comienzo llegó a atender 2.500 pacientes por semana y en su primer año hizo 10.900 atenciones médicas con poco menos de 60 personas, entre médicos, enfermeros y empleados.
Las instalaciones se encuentran cerca del aeropuerto de Puerto Príncipe en un barrio relativamente tranquilo de esta capital, pero a unos escasos tres kilómetros comienzan las zonas marginales de la ciudad: Cité Militaire, Delmás y, sobre todo, Bel Air, conocida por los secuestros y otros crímenes, que mermaron sensiblemente por la presencia de los soldados brasileños del contingente de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití. En marzo de 2005 llegó a atender 20 heridos de bala. A principios de ese año Yvon Neptune, el ex premier del gobierno del anterior presidente de Haití Jean-Bertrand Aristide que tras tres semanas de huelga de hambre para protestar contra su encarcelamiento llegó con 48 kilos para ser atendido allí ya que no confiaba en los médicos de la prisión y egresó ya estabilizado, luego de 43 días de tratamiento, con seis kilos más. Si bien la función esencial del hospital es asistir a los soldados de la ONU, también lo hace a los propios haitianos, los que más lo necesitan y en épocas normales concurre diariamente una quincena de haitianos que, por lo general, se lastiman en accidentes de tránsito, tienen enfermedades congénitas o de larga data, tumores, malnutrición o infecciones. A estas personas se les realizan las primeras curas, con medicamentos aportados por el Estado argentino, y luego se los deriva a los hospitales públicos. Los actos humanitarios no concluyen aquí ya que el hospital argentino reparte asiduamente alimentos en los hogares de huérfanos de Puerto Príncipe.
Como consecuencia del terremoto del 12 de enero de 2010 se derrumbaron los tres hospitales de la capital haitiana y el establecimiento argentino quedó inicialmente como el único complejo sanitario que funcionaba. En la primera mañana del día después del temblor se hicieron allí 85 operaciones de alta complejidad y atendieron a 800 heridos. Dado que los insumos se agotaron, el 14 de enero de 2010 Argentina envió un C-130 Hércules con médicos, expertos y unas 12 toneladas de carga compuesta entre otros insumos por teléfonos satelitales, carpas y plantas potabilizadoras.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora