Expectativa en Tierra del Fuego por los restos indígenas que restituirá el Museo

selknam

La comunidad Selk´ nam de Tierra del Fuego aguarda con expectativa el regreso de los restos de Seriot y otros tres miembros Selk´ nam que serán restituidos el 19 de abril por el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, entre ellos Rubén Maldonado, quien presidirá la comitiva Selk´nam que llegará a nuestra ciudad en busca de sus antepasados.

“Sucede que en 1999 -relata Maldonado- medios periodísticos informaron que había muerto el último integrante Ona o Selk´ nam, pero eso no era cierto, era una información falsa, errónea, una señal más de la falta de información e interés por los pueblos originarios”.

Y es que los Selk´ nam no desaparecieron, no se extinguieron, y hoy viven en Tolhuin, manteniendo sus costumbres, sus rituales, e integrándose a través de la educación con los otros pobladores de esa localidad para que conozcan su cultura ancestral.

Hay registros arqueológicos que dan cuenta que los Selk´ nam vivieron en territorio fueguino desde hace más de 11.000 años, siendo nómades, cazadores-recolectores, con un temperamento amistoso, para nada belicosos.

“Viajaré acompañado de otros representantes de mi pueblo a recuperar a mis hermanos, que dejarán de ser un objeto, un trofeo, pues ellos son nuestra historia viva”, explicó Maldonado.

Tras dejar nuestra ciudad, la comitiva se trasladará desde Aeroparque a Río Grande, y luego una caravana acompañará los restos hasta la comunidad donde se está construyendo una bóveda especial para cobijarlos.

“Será una bóveda cuadrada, de 4 por 6 metros, en cuyas paredes estará escrita la historia de Seriot”, detalló Maldonado, quien es el líder de la Comunidad Ishton, que logró en 1995 que el Estado reconozca que los Selk´ nam no estaban extinguidos como decretó la antropóloga estadounidense Anne Chapman, y además logró la restitución de 45.000 hectáreas ancestrales.

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora