Sobreseimiento y misterio Sobre el caso de Marianela Rago Zapata

MARIANELA

Buenos Aires.- Marianela, estudiante de periodismo fueguina, apareció muerta en su departamento en 2010. Su ex novio, Francisco Amador, fue investigado sin resultados durante cinco años. Su ADN no coincide con el de la mancha de sangre hallada en el jean de la joven.

El ex novio de Marianela Rago Zapata, la estudiante de periodismo fueguina que en 2010 fue encontrada degollada y con 23 puñaladas en su departamento del barrio porteño de Balvanera, fue sobreseído por tercera vez. La jueza dio “por agotada la investigación” que tuvo como imputado a Francisco Amador “por más de cinco años”, por lo que la causa volverá a foja cero. A las cuatro muestras halladas oportunamente en la escena del crimen, los especialistas del Instituto Balseiro sumaron una quinta: la huella parcial de una pisada en una alfombra. A casi seis años, el hecho sigue impune.

Con autores caratulados como “NN” o ignorados al día de la fecha, la causa que investiga el homicidio ocurrido en Balvanera volverá a la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 30. Un nuevo sobreseimiento desvinculó a Francisco Amador, de 29 años, del crimen de Marianela, de 19. La resolución fue dictada el 1º de este mes por la jueza de Instrucción 15, Karina Zucconi, quien agotó las medidas solicitadas oportunamente por la fiscal Marcela Sánchez y la querella de la familia de la víctima para investigar a Amador como principal sospechoso. No obstante, la abogada querellante Verónica Cicchi presentó una apelación a esta decisión y habrá una nueva audiencia oral ante la Sala VI de la Cámara del Crimen.

Para este tercer sobreseimiento, la jueza Zucconi afirmó que “aun cuando la gravedad del hecho y los compromisos internacionales asumidos a la investigación y sanción de hechos como el que tuvo por víctima a Marianela Soledad Rago Zapata conducen a que debe extremarse la tarea, se entiende agotada la investigación en lo que hace a la imputación que se le ha dirigido a Amador”, cuya investigación “que lo tuvo como imputado por más de cinco años no ha podido superar el inicial estado de inocencia que lo asiste, pues no ha logrado ser desvirtuado”.

Una de las últimas medidas ordenadas por el juzgado a pedido de la fiscal Sánchez fue el análisis en el Instituto Balseiro de un trozo de alfombra del living donde fue asesinada la víctima y el pantalón de corderoy de su ex novio. Los profesionales del grupo de Física Forense del Centro Atómico Bariloche establecieron que de las 24 muestras de fibras y pelusas que tomaron de la alfombra y las 14 de la prenda, “sólo dos del pantalón eran compatibles con una muestra de la alfombra”, por lo que concluyeron que era un indicio “débil” y “no constituye evidencia suficiente”. No obstante, los expertos detectaron una nueva evidencia en el trozo de alfombra analizado. Se trata de una huella de pisada incompleta de un calzado de trabajo, que precisamente por ser parcial no permite establecer el talle, aunque permanecerá en estudio.

Esta es la quinta evidencia hallada en la escena del crimen. Además de la pisada, hay ADN masculino aún no identificado en una mancha de sangre en el jean de la víctima –se cree que el asesino pudo haberse cortado mientras la apuñalaba–, en una colilla de cigarrillo y en un porro. Asimismo hay una huella dactilar en una lata de gaseosa sabor pomelo que no fue consumida en la “previa” que la chica organizó en su casa la noche anterior al asesinato. Pero al cotejar estas muestras con el perfil genético de siete allegados a la víctima, citados en su momento por el juzgado, todos los resultados dieron negativo. Incluso la jueza reveló que también dio negativa la comparación del ADN de esas muestras con el perfil de Lucas Ariel Azcona, detenido por el crimen de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez cometido en julio de 2014 en el barrio porteño de Almagro.

Además, durante el proceso se había solicitado a la empresa Microsoft en Estados Unidos un informe para que se identifiquen los números de IP generados por la apertura de la casilla de correo, la cuenta de MSN y la de Facebook asociadas al mail maryfg@hot mail.com, que pertenecía a la víctima. Pero el intento también resultó infructuoso: la magistrada explicó que esa dirección de mail “desde 2013 fue asignada a otra persona que activó la cuenta desde Estados Unidos, seguramente por haberse dado de baja por no usarse en el lapso que la empresa estipula para mantener activas las cuentas”.

Amador, quien reconoció que se seguía frecuentando con Marianela pese a que ya no eran novios, surgió como principal sospechoso y estuvo preso durante dos semanas; pero luego fue liberado porque no se halló suficiente evidencia científica para incriminarlo, razón por la cual la Justicia lo sobreseyó en tres oportunidades.

Marianela Rago Zapata fue hallada muerta el lunes 28 de junio de 2010 por su propio hermano, en el departamento 7º A de la calle Tucumán 2080. La joven fue vista con vida por última vez el domingo a las 8 de la mañana a la salida del boliche El Bárvaro de Palermo. Para los investigadores, Marianela fue abordada en la calle por alguien que esa mañana subió con ella a su departamento, cometió el asesinato y se llevó un reproductor de DVD, la laptop, un juego de llaves y un celular. La autopsia determinó que Marianela murió degollada con una cuchilla de las mismas características de una que desapareció del cajón de la cocina de la casa de la víctima.

Fuente: Pagina12

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora