Allanan la casa de Black, el líder Fueguino de una banda de grafiteros en Buenos Aires

Grafitero-Black

Buenos Aires.- Seis personas rodearon esta madrugada la puerta de una vivienda, en un barrio silencioso de casas bajas.Con una brecha y una orden de allanamiento, la brigada de Investigaciones Complejas de la Policía Metropolitana forzó la puerta: buscaban a Black, el apodo que tiene uno de los líderes de una crew -familia o grupo- llamada “Zoketes Calcetines” (la firma se popularizó como Zok). Según se investiga, este grupo cobraría a los extranjeros una determinada suma de dinero para que puedan violar los ingresos en los subtes porteños y grafitar los coches.

Esta suerte de “visita guiada delictiva”, que se paga muy bien y en dólares, sería el único medio de subsistencia que tendría Black, un hombre de 32 años, nacido en Tierra del Fuego. El sospechoso no estaba en su domicilio cuando se llevó adelante el procedimiento, ordenado por el fiscal porteño Wálter López. Y ahora es buscado por la Policía por el delito contemplado en el artículo 148 (incisos 4 y 5) del Código Penal, que prevé penas muy duras. Los efectivos secuestraron cámaras GoPro; aerosoles, 150 latas de pintura, cartelería del subte, ropa de empleados de la concesionaria Metrovías y cámaras digitales con la que filmaban películas, en las que también se mostraba cómo retenían a empleados para grafitar los subtes.

“Este tipo lo que hacía era vender entradas para llevar a extranjeros y también a argentinos a vivir la experiencia de pintar el subte. Un delito muy grave, porque violaban ingresos de propiedad privada, lucraban y tenían a personas como rehenes. Black es uno de los líderes de la crew Zoc; el encargado de las filmaciones y de la promoción en Internet”, confió a LA NACION uno de los investigadores.

Pintar grafitis en los subtes de manera clandestina se conoce con el nombre de bombing”. Por lo general, quienes lo hacen dejan una marca personal en la formación o una firma que revela el nombre de la crew o agrupación a la que pertenecen. Las crews internacionales delimitan sus territorios y compiten públicamente. Es por ello que toman fotografías y videos y los suben a Internet. “La esencia del grafitero es que su obra se vea y se difunda”, sostuvo un investigador.

La semana pasada, turistas extranjeros fueron capturados al hacer grafitis en distintas líneas, hechos que comenzaron a ser investigados por la fiscalía de la ciudad. “Los grupos o familias de grafiteros viajan a distintas ciudades del mundo. y Buenos Aires Lo que ocurre es que la nuestra ahora resulta más atractiva por la reciente renovación de las formaciones de los trenes y de los subtes, porque pintar una formación nueva les da más puntaje. El año pasado enviamos oficios al subte y a la Policía Metropolitana para pedir que refuercen la seguridad, porque sabíamos que estaban viniendo a pintar”, dijo la fiscal de Cámara Verónica Guagnino cuando detuvieron a dos turistas alemanes que viajaron especialmente a la Capital para pintar un subte.

Ahora, la Fiscalía y la Metropolitana van detrás de otro de los integrantes de la crew en base a pistas y filmaciones que fueron aportadas por Sbase, organismo que hoy está a cargo del subte porteño.

Fuente: lanacion.com.ar

¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora